¿Cómo mantenemos la juventud en la iglesia?

Por: Gary Hartke

El Estatuto para la Juventud Nazarena Internacional incluye este declaración de visión:

La Iglesia del Nazareno cree que los jóvenes forman una parte integral de la iglesia. La Juventud Nazarena Internacional existe para guiar a los jóvenes hacia una relación con Cristo que perdure toda la vida y para facilitar su crecimiento como discípulos en el servicio cristiano. (Manual 810.003)

Esta visión enfatiza la meta de largo plazo del ministerio de jóvenes para conectar los jóvenes a Jesucristo y su iglesia para toda la vida. Del mismo modo que se da atención especial a la forma de alcanzar a los jóvenes para Cristo, una iglesia local también debe prestar atención especial en conservar a los jóvenes. Para hacer eso, primeramente debemos pensar en porqué los jóvenes abandonan la iglesia. Aquí hay unas razones:

  1. Interrupción de la vida. Cada vez que una joven pasa por una interrupción en su vida hay la posibilidad de cambios en conducta. Puede ser el cambio de la escuela, el inicio de un trabajo nuevo, ser parte de un club o equipo, o la separación de la familia. Una interrupción en la vida también puede resultar en el cambio de la participación de jóvenes en la iglesia.
  1. Deseo de la independencia. Una parte natural de la adolescencia está experimentando una creciente autonomía de los padres y la autoridad. Esto puede resultar en un rechazo de las cosas que los padres o la autoridad se da obligatorio temprano en la vida. Jóvenes que considera la participación de la iglesia como un requisito puede rebelarse cuando vivencia la independencia.
  1. Movilidad. La más movilidad una adolescente tiene, hay más opciones que él o ella tiene para decidir a donde van. La iglesia local ahora tiene mas competición con otros opciones disponibles.
  1. Cambio en las creencias. La adolescencia puede ser un momento en la vida de cuestionar a sus creencias. Algunas jóvenes empieza a cuestionar a Dios y la Biblia. Este momento puede conducir la duda y la incredulidad.

Estás son solamente algunas razones por que los jóvenes no se van a la iglesia. Estas razones se dan recuerda que debemos ser pro activos en la participación de los jóvenes para ayudarles superar estos retos y permanecen conectados a la iglesia. Aquí hay unas cosas que la iglesia local debe hacer:

  1. Enfatiza en una decisión personal. Dar a los jóvenes la oportunidad de declarar su fe. Tal vez han participado en la iglesia debido a la creencia de los padres y nunca han considerado una relación personal con Jesucristo.
  1. Aumentar el ánimo. Reconocer que la juventud se encontrara con la interrupción de la vida que les dará otras opciones a partir de ir a la iglesia. En estos momentos es importante estar cerca a los jóvenes y aumentar el estímulo.
  1. Esperar a los cambios. Es importante ver cuando los jóvenes comienzan un nuevo trabajo, cambian la escuela, o mueven a un lugar nueva. Estos momentos de interrupción son momentos importantes para la iglesia acercarse a los jóvenes y fortalecer el apoyo.
  1. Conectar con la congregación. Integrar a los jóvenes en la congregación con propósito. Deles oportunidades para servir en el ministerio. Relaciones interpersonales que son genuinos y auténticos son muy importante para los jóvenes – ayuden crear una comunidad para ellos.
  1. Participar en la misión. Los jóvenes quieren ser parte de una iglesia que tiene una misión enfocada en otros. Este posiciona a la iglesia para ser relevante en la vida de los jóvenes. Proporcionándoles un sentido de propósito.

Tú eres importante en ayudar a los jóvenes mantenerse conectado a la iglesia para toda su vida. Inicia mediante la comprensión de las razones porque algunas salen, y contrarrestar estratégicamente con las ideas que les ayudan a trabajar a través de estos tiempos difíciles para ser más fuerte en su fe.

Autor entrada: stevejni135