El fascinante mundo de los mocos

Myrna Márquez Ríos

Aquel que nunca se ha picado la nariz con su dedo, significa que NO es de este mundo! La diversidad de los mocos es inmensa y asombrosa, hay mocos verdes, cafés, blancos, multicolores, hay mocos transparentes, unos se escurren, otros son duros, hay parecidos al chicle; y el sabor no lo puedo decir, porque no acostumbro probarlos jaja. Pero la verdad sobre los mocos es esta: que protegen tu sistema respiratorio, pues al respirar por la nariz, el aire natural del ambiente contiene partículas nocivas, gérmenes, polvo, humo, polen, incluso animalitos pequeños y si estos llegaran directamente a tus pulmones provocarían infecciones serias. Pero Dios creo los mocos! Ayudándote a atrapar todas esas bacterias gracias a los pelitos que hay dentro de la nariz que en realidad se llaman cilios, estos vellitos ayudan a mover maravillosamente los mocos de atrás hacia adelante. Y en resumen los mocos indicaran que tu nariz está funcionando adecuadamente.

• Llorar

Cuando lloramos a veces pareciera que también estamos llorando por la nariz, la razón es que derramamos lágrimas por fuera, pero también estamos llorando por dentro, es decir al llorar los conductos se activan y provocan que se estimule la membrana nasal y salga moco en cantidad industrial. La gente que se alimenta de mocos (casi siempre acusamos a los niños de eso, pero hay muchos jóvenes y adultos que también llevan esas prácticas) es desagradable a la vista, inclusive a veces se vuelve una conducta compulsiva tener siempre los dedos dentro de la nariz, pero aunque se diga que es malo para la salud, y que provoca enfermedades, en realidad nunca se ha comprobado que comer mocos cause infecciones o problemas de salud. La mucofagia existe; si es un trastorno de tipo conductual que consiste en comer mocos todo el tiempo, sin embargo no está relacionado como una enfermedad. Aun así viendo lo desagradable que es, muchos estudiosos piensan que esta conducta ayuda a aumentar tu sistema inmune, proveyendo gracias a los mocos bacterias a tu sistema digestivo que eleven tus defensas. Esto de ninguna manera quiere decir que les dé permiso de comerse sus mocos frente a mí! En nuestro diario vivir, en las cosas más simples de nuestro cuerpo, Dios ha creado maravillas, su mano está en nosotros.

Autor entrada: stevejni135